7 pueblitos de México que amarás

Posted On By Toni George

tepoztlan-mx-ofertas-de-viajeLos pequeños pueblos de México son, sin duda, dignos de mención. Tanto si están situados en la costa como en el interior, vale la pena visitarlos.  Abandona las multitudes y vive la auténtica cultura escapando a los pequeños pueblos más bellos de México.

 

  1. Tequila, Jalisco

 

¿Qué puede ser más divertido que beber margaritas en la ciudad donde se inventó el tequila? Situada en el estado de Jalisco, Tequila es un popular destino turístico, sobre todo para visitar las destilerías, algunas de las cuales se encuentran en haciendas del siglo XVIII. Aprovecha las ofertas de viaje y descubre su encanto.

 

  1. Barra de Potosí, Guerrero

 

Menos de 400 personas llaman a Barra de Potosí su hogar. El pueblo se compone de tres calles principales cruzadas por dos calles residenciales más pequeñas. Los aventureros llegan a Barra de Potosí por el ecosistema que la rodea. Los lugareños están deseosos de compartir su pesca fresca del día en los numerosos restaurantes situados junto al agua antes de llevarte a realizar excursiones por la laguna y en kayak, viajes de pesca y excursiones para observar a las ballenas jorobadas.

 

  1. Huasca de Ocampo, Hidalgo

 

Una de las primeras haciendas de México se construyó en Huasca de Ocampo, un pequeño pueblo del centro del estado de Hidalgo. Aquí se pueden ver varias de las antiguas haciendas en una visita. Pero los visitantes también disfrutan los edificios de piedra coloniales.

 

Los viajeros también acuden a ver las singulares formaciones rocosas basálticas con sus fascinantes cascadas, a lanzarse en tirolesa en la Peña del Aire o a pasar miedo en el Museo de los Duendes, donde las exposiciones están basadas en historias reales.

 

  1. Yelapa, Jalisco

 

Si no fuera por los frondosos árboles y las playas de arena que las separan, sería difícil distinguir las aguas azules de la bahía del cielo azul en Yelapa. Este sitio encuentra en la Bahía de Banderas, una de las mayores bahías del mundo. Si crees que tomar el sol en las bonitas playas de arena no es suficiente, prueba a pescar en alta mar. Mejor aún, puedea practicar esnórquel o parapente. O quizás un paseo a caballo hasta el sencillo Salto de Yelapa.

 

  1. Tepoztlán, Morelos

Los visitantes acuden a Tepoztlán, una popular excursión de un día desde Ciudad de México, por un par de razones. Una de ellas es ver las ruinas de una antigua pirámide que se encuentra en lo alto de una empinada colina. La otra es probar su helado, una delicia por la que Tepoztlán es famoso; se sirven alrededor de 200 sabores.

 

Tepoztlán, descrito como un lugar divertido y con mucho ambiente, es un buen lugar para adquirir artesanía autóctona en el mercado artesanal, o para visitar un convento colonial y un palacio nacional. Toda la ciudad es fácilmente accesible a pie, por lo que no hay que temer tomar un autobús desde Ciudad de México. Los aventureros pueden planear una extenuante caminata de 3 kilómetros por los acantilados que rodean la ciudad. El inicio del sendero se conoce como Pirámide de Tepozteco.

 

  1. Malinalco, Estado de México

 

Malinalco es un pueblo que siempre se ha asociado con el misterio y la brujería. La leyenda dice que fue el hogar de la diosa Malinalxóchil, pero también que un Cristo Negro apareció en una cueva cercana. Es el segundo santuario más visitado de México.

 

Malinalco fue una vez el hogar de los aztecas, y puedes ver algunas de estas ruinas en la Zona Arqueológica de Cuauhtinchan, al oeste de la ciudad. También puedes disfrutar de una visita a un monasterio agustino del siglo XVI dedicado al Divino Salvador.

 

  1. Tlacotalpan, Veracruz

 

Situada justo en medio de la gran curva de la Costa del Golfo, Tlacotalpan cuenta con una prístina arquitectura colonial de principios del siglo XIX. La puesta de sol sobre el río Papaloapan contribuye a la grandeza de esta arquitectura intacta.

 

A esto se suman los encantadores colores pastel de algunas de las casas. Tlacotalpan, que en su día fue un floreciente puerto fluvial, no ha cambiado desde su apogeo en 1820, lo que hace que vale la pena visitar esta pequeña ciudad al encontrar ofertas de viaje.