Ciudades pequeñas en México para recorrer

atotonilco-guanajuato-mexico

Hermosa arquitectura, pequeñas ferias al aire libre, tranquilas calles arboladas y deliciosos bocadillos te esperan en las ciudades pequeñas mexicanas. Aquí tienes una lista de nuestras favoritas por si no sabes qué hacer el fin de semana.

Atotonilco, Guanajuato

En la carretera de San Miguel de Allende a Dolores Hidalgo, el estandarte de la Virgen de Guadalupe de Atotonilco fue utilizado por el ejército de la Independencia de México como bandera de batalla. La mini iglesia del pueblo tiene unos hermosos murales al fresco pintados en su interior y la tienda y el restaurante de al lado están dirigidos por monjas locales y sirven platos mexicanos caseros. Toma una nieve en la plaza frente a la iglesia y acude los fines de semana para ver el pequeño tianguis al aire libre del pueblo.

Todos Santos, Baja California Sur

Todos Santos es un pueblo de playa con actitud, que tiene algunas de las ventajas de la buena vida -buenos cafés, un mercado de agricultores, bonitos lugares para alojarse- sin las desventajas de los destinos altamente turísticos: calles abarrotadas, tráfico constante y bares de mala calidad en cada esquina. Todos Santos atrae a bohemios, artistas y a algún que otro turista insistente que busca el Hotel California, del que a menudo se rumorea que es el mismo hotel del que cantan los Eagles (pero Don Henley ha negado que lo sea).

Troncones, Guerrero

La vida en la playa es simple, tranquila y perezosa, y aunque el pueblo de Troncones encaja en todas esas categorías, también hay un sorprendente número de pequeños y buenos restaurantes, clases de surf para tomar, dos tiendas de comestibles bien surtidas y una tienda de licores decente. Esto además de un retiro de yoga y una gran cafetería local. Puedes pasar una semana o pasar una década, y mucha gente empieza por lo primero y acaba haciendo lo segundo. A sólo 40 minutos de Zihuatanejo, la ciudad más grande de la zona, Troncones tiene grandes playas y comodidades para cualquiera que necesite un poco de tiempo en la arena.

Coatepec, Veracruz

El clima fresco de Coatepec es un alivio para cualquiera que viaje desde el caluroso puerto de Veracruz. Esta ciudad es conocida por su delicioso café cultivado a la sombra y sus orquídeas, cultivadas en invernaderos por toda la ciudad. Gran parte de la arquitectura colonial original de la ciudad sigue intacta y sus calles arboladas y plazas son un paseo paradisíaco. No dejes de probar el café y un pan dulce para acompañarlo y, si puedes, dirígete a una de las plantaciones de café cercanas para ver cómo se cultivan los granos locales.

Tepoztlán, Morelos

Hogar de la pirámide del Tepozteco (dedicada al dios del pulque), Tepoztlán es un popular destino de fin de semana para los residentes del centro del país que buscan un descanso en una pequeña ciudad. Además de la pirámide y su ambiente festivo de fin de semana, es conocido por sus balnearios, retiros de yoga y otras ofertas de bienestar, así como por el bullicioso Carnaval que se celebra cada año en primavera. Tómate tu tiempo para disfrutar de la oferta gastronómica internacional de la ciudad, ya que cuenta con unos cuantos restaurantes de calidad, así como para subir a la pirámide, tomarte una michelada y darte un masaje para completar el día.