Productos capilares y tips contra el sol

productos capilares

A estas alturas ya sabes untar protector solar por todo tu cuerpo par protegerlo del sol. Pero, ¿qué pasa con tu cabello? Incluso si técnicamente no se quema, los rayos UV descomponen la cutícula, dejando las hebras secas, dañadas y encrespadas.

De ahí la importancia tan grande de utilizar productos capilares como protectores térmicos y mascarillas hidratantes que protejan nuestro cabello del sol y le ayuden a recuperar la hidratación y nutrientes que pierde durante el día, ¡especialmente si saliste de viaje a un lugar caluroso!

Para evitar un maltrato extremo a tu cabello, hemos recopilado para ti los mejores consejos para cuidar tu cabellera del sol, ¡apúntalos!

No te olvides de tu cuero cabelludo

Sabemos que un cuero cabelludo sano significa un cabello sano. Un tratamiento sin enjuague no sólo es ideal para rociar todo el cuero cabelludo y las hebras después de la ducha, sino que es lo suficientemente liviano como para refrescar y proteger su cabello durante todo el día.

Por otro lado, es importante que verifiques que los productos capilares que escojas para resguardar tu cabello del sol contengan filtros UVA y UVB.

Aplica un tratamiento nutritivo después nadar

El cabello se maltrata mucho después de una sesión de natación en la piscina o la playa.

Te recomendamos peinar el cabello mojado con un aceite nutritivo como de coco, argán u oliva o aplicar una mascarilla hidratante antes de ducharte.

De este modo no sólo ayudas a tu cabello a recuperar su fuerza e hidratación de raíz, también te deshaces de los molestos nudos que sólo empeoran durante la ducha.

Utiliza productos capilares para prevenir y deshacer el daño

Incluso si no estás afuera todos los días, solo unos minutos bajo el duro sol de verano pueden hacer que tu cabello se sienta reseco.

Conserva la humedad de tus hebras con una mascarilla semanal de palta, aloe vera, banana o coco, además de que no puedes olvidar el enjuague después del shampoo.

El calor del verano deja la cutícula abierta y más porosa, por lo que tu cabello absorberá el tratamiento hidratante y lo reparará más rápido.

Y, de nuevo, aplica un protector térmico aunque no vayas a estar mucho tiempo fuera, ¡estar desprotegido bajo el sol, aunque sea por unos cuantos minutos puede causar mucho daño a largo plazo!

Pelo bajo el sol sano, suave y brillante

No laves tanto tu cabello

El sebo que produce naturalmente tu cabello lo protege del sol, por lo que no querrás lavarte demasiado durante los meses más cálidos.

En lugar de enjabonarte diariamente, puedes optar por un como el shampoo en seco y acondicionador un par de veces a la semana para limpiar tu cabello sin despojar de humedad al cuero cabelludo y las cutículas.

Además, si viajas y no quieres que tus productos capilares ocupen mucho espacio en tu maleta, llevar un shampoo y acondicionador en seco o en barra cumplen la función perfectamente y no hacen mucho bulto.

Ponte un sombrero

Un sombrero de ala ancha (a diferencia de una gorra de béisbol) que cubre la cara y el cuello ofrece protección adicional contra el sol.

La tela también importa. Según la Sociedad Americana del Cáncer, los sombreros de paja no son tan protectores como los estrechamente tejidos.

Puntos de bonificación si optas por una marca que lleva sombreros con un número de factor de protección ultravioleta (UPF) y están probados y regulados por la FDA.