Conoce 4 sopas italianas deliciosas

restaurante italiano

¿Qué era lo primero que nos daban de comer nuestras mamás y abuelas cuando estábamos enfermos? Exacto: sopa. Este platillo crece con nosotros y nos acompaña en momento bueno y malos; y conforme conocemos nuevos sabores, nos hacemos de nuestras favoritas. Por ejemplo, yo disfruto mucho las de un restaurante italiano cerca de mí.

Sin embargo, cuando no puedo visitarlo por haberme enfermado o carecer de tiempo, siempre puedo preparar mis sopas italianas favoritas en casa y compartirlas con mi familia. A continuación, te comparto las que más nos gustan:

Sopa toscana con judías blancas

Esta receta de sopa italiana la hemos apodado cariñosamente “sopa de pizza” porque sabe a pizza líquida.

El sabor de la pizza se debe en parte a los tomates San Marzano, una variedad de tomate que se cultiva en Italia y están disponible enlatados en tiendas de comestibles de todo el mundo, aunque puedes usar tomates comunes y corrientes para no complicarte.

Los tomates se saltean con ajo, hinojo y pimentón ahumado, que aportan un matiz carnoso y sabroso. Agrega un poco de col rizada a la mezcla, y ni siquiera notarás que está allí: ¡todo lo que podrán probar será pizza!

Sopa de tomate y alcachofa

Esta sopa de alcachofa de tomate rojo brillante está llena de sabor picante, pero utiliza solo ingredientes simples. Y si la sirves con crutones de ajo y parmesano afeitado parecerá que están comiendo en un auténtico restaurante italiano.

Sopa de stracciatella

restaurante italiano

“Stracciatella” (strah-chi-ah-te-lah) significa literalmente “trapos” en italiano. Cuando se trata de helado, los “trapos” son trozos de chocolate mezclados a lo largo de una base cremosa de vainilla.

Pero la stracciatella también se aplica a la sopa. En este caso, los trapos son huevos, por lo que se trata de una especie de sopa italiana de huevo. El queso Pecorino y los huevos aportan un delicioso sabor, pero puedes cambiarlo por parmesano.

Sopa de ñoquis de tomate y albahaca

La comida tiene que ver con el ambiente, ¡y esta sopa canaliza todos esos sentimientos acogedores y cálidos! Esta receta de sopa de ñoquis de tomate es picante y brillante, rellena de almohadas de pasta masticables y cubierta con queso parmesano.

El secreto de la cremosa base de albahaca de tomate es que después de saltear la cebolla y el ajo, se desglasa la sartén con vinagre de vino blanco. El vinagre picante resalta el brillo de los tomates y combinado con albahaca fresca picante, es irresistible. ¡Ahora ya sabes cómo llevar un restaurante italiano a tu mesa a través de sus sopas! Y es que no sólo puedes probarlas con tu familia, también puedes prepararlas con ellos. Y creéme que esa es la mejor parte de todas.