Errores con tintes de cabello a evitar

tintes de cabello

Después de meses o incluso años de la misma rutina de belleza, utilizar tintes de cabello puede darte una actualización divertida.

Pero así como siempre es importante consultar con tu estilista de confianza tips para teñir tu cabello en caso de que estés pensando en un cambio radical que implique decolorante o colores de tinte muy llamativos como el rojo el negro, también es importante preguntar sobre la rutina de cuidado para tu nuevo look.

A continuación, hemos enlistado para ti los seis errores que definitivamente debes evitar después de utilizar tintes de cabello, ¡toma nota!

Lavarte el cabello al día siguiente de teñirte

Es uno de los errores más comunes y uno de los más costosos. Después de teñirte el cabello, espera 72 horas antes de lavar con shampoo.

La capa de la cutícula tarda hasta tres días en cerrarse por completo, lo que atrapa la molécula de color y permite un color más duradero.

Aplicar tinte de caja sobre el cabello recién coloreado del salón

Si no te gusta cómo salió tu color, tratar de arreglarlo tú mismo con el color del cabello de la farmacia podría terminar haciéndolo mucho peor.

Resiste el impulso de arrojar algo de venta libre sobre tu cabello recién resaltado. La mayoría de los tintes de cabello en caja son de colores permanentes y serán más secos.

Así que, en lugar de tratar de arreglar el problema por tu cuenta, acude con otro colorista.

5 Principales errores que cometemos al teñirnos nuestro cabello

Enjuagar tu cabello con agua caliente (¡lo peor para los tintes de cabello!)

Ajuste la temperatura del agua a tibia o fría al enjuagar. El agua caliente levanta la capa externa de la cutícula, que es una de las razones más comunes por las que el color se desvanece.

Cuanto más caliente esté el agua, más rápida será la pérdida de color.

Secar fuertemente con una toalla

Frotar demasiado fuerte puede desvanecer el color y hacer que la puntas se vean secas.

En su lugar, seca suavemente tu cabello y deja que se seque al aire tanto como sea posible.

Uso excesivo del rizador, plancha o secadora de aire

El cabello teñido es más vulnerable al calor. Para evitar freír el cabello, aplica un spray protector del calor antes de usar herramientas de peinado, aunque lo ideal sería que evitaras usarlas continuamente.  

No proteger e hidratar el cabello

El cabello teñido puede volverse seco y quebradizo, especialmente en los meses de verano, por lo que es de vital importancia para tu nuevo color que tomes agua y utilice un acondicionador o mascarillas capilares súper hidratantes que ayuden a tu cabello a recuperar la hidratación que pierden en el día.

¡Las mascarillas de coco, plátano, aceite de argán y aloe vera son las mejores para hidratar y conservar el color de tus tintes de cabello!