Hoteles bioseguros en Puebla

Vivir cerca de un volcán podría significar un peligro para muchos, un lugar en el que muchos ni locos se asentarían para tener a su familia y llevar una vida prospera, pero los habitantes de Atlixco en Puebla piensan todo lo contrario. Con una espectacular vista todas las mañanas al Popocatepetl, este es un pueblo que necesitas conocer.

atlixco-destacada

Primero que nada, si vives en una ciudad visitar Atlixco será como un reinicio a tu salud ya que presume de ser una de las zonas con el mejor clima del país, muy contrario a lo que respiramos y vivimos todo el día en la ciudad con la contaminación en el aire, la sonora y otros problemas que nos estresan.

Si deseas tener acceso a sus múltiples lugares de visita te recomiendo que busques hoteles bioseguros en Atlixco que queden en el centro, de esta forma podrías fácilmente moverte a su Palacio Municipal también conocido como Villa de Carrión o al quiosco de dos pisos ubicado en el Zócalo junto a la Parroquia de Santa Marta de la Natividad en dónde podrás tomarte un café mientras disfrutas de la vista y su música.

Algo por lo que es famoso Atlixco es por sus helados, que dependiendo la temporada y los ingredientes que se encuentren a la mano podrías disfrutar o al menos probar algo que te aseguro, será una experiencia como ninguna otra ¿Te imaginas probar un helado de chile en nogada? Ah sí, existe y puedes experimentarla en este pueblo.

Pero si y nos metemos de lleno a la comida, no puede faltar la visita al Mercado Benito Juárez, que, como en cualquier mercado que se dé a respetar puedes encontrar la comida más típica de la región como es la barbacoa, el consomé atlixquense o los mixiotes de carnero de los cuales te aseguro, vas a querer volver pronto.

atlixco-7

Pero además de todo lo anterior, lo que me termino enamorando de este pueblo es el arte que crean con las flores que se dan en todas las afueras ya que en ciertas temporadas y festividades el pueblo es famoso por crear tapates de flores que son acompañados por las danzas tradicionales de los quetzales y los hombres pájaro, además de que tengo la confianza de que habrá hoteles bioseguros.