Los desayunos deliciosos de México

Muchos desayunos son una verdadera delicia, pero pocos pueden tener la fama de ser todo un manjar. Bueno, en México, esto es más cierto que nunca.

Aquí te decimos cuáles algunos de los desayunos favoritos de las personas. Pero si de plano ya no aguantas más y tienes antojo de algún platillo, te recomendamos descargar el menú restaurante y comprarlo; ocupa tus puntos e invita a tus amigos a hacer lo mismo.

Licuados y jugos desayunos en mexico

Licuados y jugos

Es cierto que México puede ser una cocina rica en carbohidratos y grasas, por lo que si no te sientes completamente convencido con los desayunos más abundantes y pesados, una combinación de biónicos, jugos recién exprimidos o jugos, o incluso un licuado más espeso y sustancioso sería ser la mejor opción para ti.

Los biónicos son esencialmente una combinación de yogurt y granola, a menudo cubiertos con frutas o nueces, mientras que el jugo es simplemente jugo de fruta y los licuados son más parecidos a los batidos.

Huevos divorciados

Otro platillo a base de huevo, los huevos divorciados son una adición común al menú de cualquier restaurante o fonda que sirva desayunos.

Este platillo incluye dos huevos estrellados, uno cubierto con salsa verde y el otro con salsa roja, de ahí el nombre de “divorciado”.

Se acompañan, por regla general, de frijoles, aguacate en rodajas y el alimento básico de muchas comidas mexicanas, la humilde tortilla de maíz.

Una variación de los huevos divorciados son los huevos rancheros: dos tortillas crujientes cubiertas con huevos fritos y bañadas en una salsa ligeramente picante.

Huevos a la mexicana

Otra entrada para los platillos de desayuno a base de huevo siempre populares se presenta en forma de huevos a la mexicana.

Esta es una de las opciones más famosas y deliciosas de desayunos que puedes pedir, y es básicamente una porción de huevos revueltos que tiene cebolla, tomate y chile agregados para darle más sabor y una buena dosis de patriotismo.

Al igual que con las opciones de huevo antes mencionadas, por lo general vendrá acompañada de frijoles y unas tortillas de maíz agradablemente calientes.

Molletes

El sándwich de cara abierta ha estado de moda últimamente; sin embargo, México ha estado ofreciendo su propia variación de esta moda gastronómica durante años.

El humilde mollete es esencialmente un bolillo, cortado por la mitad a lo largo antes de tostarlo, cubierto con una saludable capa de frijoles y queso, además de los extras que elijas.

Por lo general, las opciones incluyen jamón y huevos, aunque las opciones son tan abiertas como los propios molletes.

Piensa en ello como una especie de pizza mexicana para el desayuno.