Platos picantes mexicanos

mole poblano con arroz

Los platos picantes son parte de la gastronomía mexicana, que caracteriza al país. Bien sabrás que una de las principales razones de esto es que el chile es uno de sus ingredientes más representativos, y con este elemento se preparan muchas salsas y platillos exquisitos. Hoy te comparto algunos de estos platos picantes que debes probar.

Chiles rellenos

Si te gusta la comida picante, entonces no debes dejar de probar los chiles rellenos. Son chiles enteros que se asan, luego se vacían y se rellenan con carne. Luego, todo se envuelve en una capa de huevo batido antes de enfriar, y luego se suele servir con una salsa de tomate y cebolla sazonada con orégano. También se sirve con arroz.

Enchiladas

Otro de los platos mexicanos más picantes que existen son las enchiladas, un plato básico de la cocina mexicana. Estamos hablando aquí de tortillas rellenas con mucho queso, carne y frijoles cocinados con chile. Hay varias variedades de este plato, pero todas tienen una cosa en común son deliciosas.

cochinita pibil

Cochinita pibil 

La cochinita pibil, además de ser uno de los platos más típicos de la gastronomía mexicana, es también uno de los más picantes. La razón de esto no es otra que el chile habanero que lo acompaña. Es un tipo de guiso hecho con carne de cerdo adobada en achiote y envuelta en una hoja de plátano.  

Chilaquiles

Los chilaquiles son totopos, tortillas de maíz fritas, cocinadas en una salsa picante verde o roja hecha con chile. Al igual que con otros platos, hay varias variaciones regionales, los puedes acompañar de huevo, pollo o alguna ora proteína.  

Arroz con mole poblano

El mole es una salsa picante mexicana hecha principalmente de chiles y especias que se espesa con pan, masa de maíz o tortillas. Una de las variantes más famosas es el mole poblano. Con él puedes preparar platillos deliciosos como arroz con mole o enchiladas de mole. 

Tortas ahogadas

Las tortas ahogadas son muy típicas del estado de Jalisco, aunque también se consumen en muchas otras partes de México. Consiste en un pan conocido como birote relleno de carnitas y bañado en salsa picante de chile de árbol de Yahualica. A menudo también se agregan condimentos, salsa de tomate y rodajas de cebolla bañadas en limón.