Viaje de la semilla a tu taza de café

granos de café tostado

¿Has notado que cada vez son más las personas que empiezan a mostrar signos de interés por los orígenes del café que beben? Este nuevo interés es el resultado directo del movimiento de cafés especiales y cómo la industria del café se está volviendo más sofisticada.

En este artículo te daremos una explicación de cómo los granos de café se convierten en esa bebida que tanto amamos y que nos mantienen más despiertos que una película de terror.

Comenzando desde el principio y hasta ese agradable primer sorbo de tu taza de café matutino.

La semilla

Al igual que con el vino, los cafetos tienen latitudes específicas en las que pueden prosperar y producir granos de alta calidad.

Como sabrás, el café que bebemos proviene de una fruta llamada “cereza de café”. En su interior se encuentra una semilla que pasa por varios procesos para transformarse en nuestro querido café.

manos recogiendo semillas de café

El árbol

Como se dijo anteriormente, el grano de café es en realidad una semilla. Cuando se procesa (despulpada, tostada y molida) se usa para preparar café; de lo contrario, es como cualquier otra semilla y se puede usar para cultivar cafetos.

La siembra normalmente se lleva a cabo durante la temporada de lluvias, por lo que la tierra en la que se planta permanece húmeda y blanda mientras las raíces de la planta se asientan firmemente.

La cereza

Las cerezas de café comienzan en verde y se vuelven de color rojo brillante, naranja o amarillo cuando están completamente maduras, según la variedad.

Su sabor depende de la variedad, pero un rasgo común es que todos son dulces como la miel. Algunos de ellos saben a mangos, otros a bayas y otros más a hierbas, y si el proceso está bien hecho, algunos de los rasgos se transferirán a la bebida.

La cosecha

La recolección selectiva es el método más utilizado en cafés de alta calidad, este tipo de recolección se realiza exclusivamente a mano. Los agricultores experimentados eligen solo las cerezas perfectamente maduras y dejan las otras para que maduren más.

El despalillado se puede realizar manualmente. A diferencia de la recolección selectiva, este método no da importancia al estado de maduración de las cerezas, se enfoca en la rapidez, más que en la calidad.

¿Cuál es el mejor método?

La respuesta correcta debería ser; el que más te guste, ya que la mayoría de cafeterías especializadas usa alguno de estos métodos y que incluso dan promociones para reward, con las que te darán ganas de escoger todas sus opciones y probar cada método que tiene su conjunto de características distintas para complacer a todo tipo de paladares.

manos sosteniendo taza de café